2021-10-13 18:18:00

El Madrid del futuro, poco toque y más músculo: Tchouaméni, Pogba y Fede, los 'anti Bayern'

  • El club considera que los últimos triunfadores lo están haciendo a base de músculo y quiere ir en esa línea durante los próximos años
Tchouameni, Valverde y Pogba Tchouameni, Valverde y Pogba
Tchouaméni, Fede Valverde y Pogba
Raúl Gutiérrez Raúl Gutiérrez


El nuevo Real Madrid que prepara Florentino Pérez perderá ligeramente el toque, pero ganará músculo. El club blanco aspira a convertirse en el nuevo dominador del fútbol europeo a base de fuerza: la tendencia está cambiando a nivel mundial y en el Bernabéu no son ajenos a lo que está ocurriendo.


El Real Madrid considera que los últimos equipos triunfadores a nivel europeo lo están haciendo a base de músculo: el Chelsea, el Bayern, el PSG… todos estos clubes tienen un centro del campo físicamente muy poderoso, no exento de calidad, pero en el que el músculo cobra una importancia capital.

Por esa línea quiere ir el club blanco de cara a su próxima remodelación de plantilla, igualarse en cuanto a físico a los ritmos de estos clubes que en los últimos años están claramente por encima del resto por intensidad, despliegue y fuerza, imponiéndose como 'martillos pilones'.

Los blancos tienen claro que no renunciarán al toque, pero sí apostarán por jugadores que puedan combinar la calidad técnica con un físico portentoso, como es el caso de futbolistas que ya están en plantilla, Fede Valverde, o de hombres por los que se hará un esfuerzo el próximo verano, como Pogba o Tchouameni.

Adiós al Madrid del toque

Especialmente durante la era Zidane, el Real Madrid ha sido un equipo de toque, que ha buscado dominar los partidos teniendo la posesión del balón la mayor parte del tiempo y buscando espacios con combinaciones rápidas. Eso no va a cambiar, pero con Ancelotti ya estamos viendo que se necesitan jugadores mucho más físicos para llevar a cabo otro plan: el de presionar muy arriba y atacar a toda velocidad recuperando balones en campo contrario.

Contar con futbolistas de mucha fuerza es clave, y así va a ser la apuesta del Real Madrid para la nueva etapa que viene. Esto supone, también, que algunos jugadores que figuran en la plantilla en la actualidad no tendrán cabida en el futuro del equipo blanco.

La figura de Antonio Pintus será también una de las claves para que el nuevo Madrid consiga alcanzar ese vuelo. El preparador físico italiano llegó al club para establecer su método en todas las categorías: una apuesta total por el fútbol físico pero no exento de la calidad que siempre ha habido tanto en el primer equipo como en la Fábrica del club blanco.