2021-10-11 09:00:00

Los puntos fuertes y débiles del Real Madrid femenino

  • El Real Madrid femenino está muy enchufado en la Champions League pero no termina de despegar en la Primera Iberdrola, competición en la que sigue sin ganar.
Real Madrid Femenino Real Madrid Femenino
Real Madrid Femenino FOTO: DC
Álvaro Jiménez Álvaro Jiménez


El Real Madrid femenino ha comenzado su segunda temporada con más altibajos que la primera ya que en la UEFA Women’s Champions League están intratables mientras que en la Primera Iberdrola siguen sin ganar tras disputarse cinco jornadas.


La primera competición que jugó el Real Madrid femenino esta temporada fue la fase previa de la UEFA Women’s Champions League ante el Manchester City, uno de los equipos fuertes del continente.

El cuadro madrileño no partía como favorito pero consiguió plantar cara al conjunto inglés y remontar una eliminatoria que se les puso en contra con el gol del Manchester City en el Alfredo Di Stéfano.

La mexicana Kenti Robles puso las tablas en la eliminatoria con un tanto en el tiempo de descuento que levantó a la hinchada madridista. Unos días después, en Inglaterra, Claudia Zornoza dio el pase a la fase de grupos de la máxima competición europea al Real Madrid.

En el debut en la fase de grupos, el conjunto blanco se enfrentó al Kharkiv ucraniano en un encuentro que terminó con 0-1 a favor del equipo dirigido por David Aznar gracias al tanto de Lorena en la primera parte.

Es decir, el Real Madrid femenino ha disputado tres encuentros oficiales en la máxima competición europea con un balance de dos victorias (Manchester City y Kharkiv) y un empate (Manchester City).

Esos buenos resultados no se están repitiendo en la Primera Iberdrola, competición en la que el Real Madrid femenino sigue sin ganar tras jugarse cinco jornadas hasta la fecha.

El Real Madrid femenino ha perdido con el Levante (4-0), el Atlético de Madrid (0-2), la Real Sociedad (0-1) y el Athletic Club (2-0). El único punto que ha sumado ha sido ante el Granadilla Tenerife (1-1) en la jornada 3.


REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL


Al conjunto blanco le está costando encontrarse con el buen juego y, sobre todo, con el gol en la competición doméstica. Para darle la vuelta a la situación, las chicas de David Aznar intentarán aprovechar la moral que dan las victorias en Champions League para revertir la situación en la Primera Iberdrola.

A estas alturas de temporada, el Real Madrid femenino ha perdido casi tantos partidos como en su primera campaña compitiendo. A día de hoy suman cuatro derrotas por las seis del pasado curso. 

A pesar de este inicio irregular, el Real Madrid femenino no baja los brazos y confía en darle la vuelta a esta dinámica en el menor tiempo posible para comenzar a escalar en la clasificación.

El objetivo del Real Madrid es acabar en la zona alta de la clasificación para luchar por meterse en Champions League. Por suerte para el cuadro blanco quedan muchas jornadas por delante y muchos puntos por disputarse.

A continuación, os explicamos los puntos fuertes y los puntos débiles que tiene el Real Madrid femenino esta temporada, para la que se han realizado fichajes de gran nivel.


PUNTOS FUERTES

REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL


Jugadoras top: El Real Madrid femenino cuenta con una de las mejores plantillas de España. Este verano ha fichado a futbolistas de primer nivel que rindieron de forma sobresaliente con sus respectivos equipos el pasado curso.

Esther González, Claudia Zornoza, Nahikari García, Athenea del Castillo, Caroline Moller, Méline Gérard, Lucía Rodríguez y Rocío Gálvez han sido las incorporaciones de cara a esta temporada.

Algunas de ellas ya están rindiendo al nivel esperado, como es el caso de Athenea del Castillo, mientras que otras como Esther González siguen dando pasos día a día para acercarse a su mejor versión.

Se espera que en las próximas semanas todas ellas estén al nivel óptimo y que demuestren que el Real Madrid femenino acertó a la hora de ficharlas para reforzar la plantilla dirigida por el español David Aznar.

Plantilla unida: A pesar de los malos resultados en la Primera Iberdrola, la plantilla del Real Madrid femenino es un bloque y todas las jugadoras reman en la misma dirección.

Antes, durante y después de cada partido se las ve derrochando compañerismo y ese es el primer paso para conseguir cambiar la dinámica de resultados irregulares.

Un equipo cohesionado, unido y que rema en la misma dirección acaba consiguiendo los objetivos que se propone. Dentro del vestuario se respira armonía y ‘buen rollo’.

En las redes sociales de cada jugadora se puede ver ese deseo por revertir la situación y ese apoyo incondicional al resto de compañeras con las que comparten vestuario.

Estilo de juego definido: El Real Madrid tiene un estilo de juego definido, que consiste en rápidas transiciones ofensivas para llegar al área rival en el menor tiempo posible. 

La pasada campaña, este estilo de juego funcionó a las mil maravillas pero este curso no está dando el resultado esperado debido a que las atacantes no están teniendo suerte de cara a portería.

Las jugadas están bien elaboradas, se llega con peligro a las inmediaciones del área rival pero a la hora de rematar no está acompañando la suerte al Real Madrid femenino.


PUNTOS DÉBILES

REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL


Lesiones: El principal punto débil que está teniendo el Real Madrid femenino en este inicio de temporada son las lesiones. Gran parte de la plantilla ha pasado ya por la enfermería y solo se han jugado 5 jornadas de la Primera Iberdrola.

Marta Cardona y Kosovare Asllani son las lesionadas de mayor gravedad. Se trata de dos pilares fundamentales que estarán varias semanas viendo los encuentros desde la grada.

Otras jugadoras que están lesionadas o que han pasado por la enfermería en estas semanas son Esther González, Kaci, Méline Gérard, Tere Abelleira, y Maite Oroz, entre otras.

Esta serie de problemas físicos ha obligado a David Aznar a ir modificando el once titular y las sustituciones de forma constante. Esto provoca que no haya un once titular ‘tipo’ y que rara vez coincidan las mismas futbolistas sobre el terreno de juego.

Defensa: La línea defensiva es la que está presentando una menor solidez en este inicio de temporada. Los equipos rivales llegan con mucha facilidad al área de Misa Rodríguez.

Al tener muchas oportunidades de gol por partido, el riesgo de encajar es elevado y eso es lo que hace que el Real Madrid haya recibido 10 goles en 5 jornadas, una media de 2 por partido.

La zaga madridista está concediendo muchos espacios y se está mostrando poco contundente, lo que da ventaja a los equipos rivales para avanzar metros y llegar a posiciones de disparo.

Imprecisiones y errores: El Real Madrid femenino ha comenzado perdiendo varios encuentros de esta temporada por imprecisiones en campo propio o errores graves cometidos a pocos metros de la portería de Misa Rodríguez.

El equipo dirigido por David Aznar ha perdido la confianza a la hora de sacar el balón jugado desde atrás. Las zagueras y centrocampistas no mueven el esférico con seguridad en los primeros metros y eso les lleva a cometer errores e imprecisiones que los equipos rivales aprovechan para generar peligro a Misa Rodríguez y, en ocasiones, para marcar gol.

El pasado curso, las jugadoras del Real Madrid mostraron una gran confianza en si mismas y conseguían, en la mayoría de los casos, sacar el balón jugado y conectar con el centro del campo y con la línea de ataque. Este año, esa efectividad y precisión en el pase se ha desplomado.